AD. MARÍA DOLORES CUMPLE 52 AÑOS DE VIDA

Este aeródromo de la ciudad de Los Ángeles, Región del Biobío, fue inaugurado el sábado 15 de junio del año 1968 por el Presidente de la República de la época, Eduardo Frei Montalva.

Ese día, la prensa local, específicamente el diario La Tribuna, señalaba que “el Primer Mandatario cumplirá en esta ciudad con la inauguración del aeródromo María Dolores a las 10:15 horas, que cuenta con un moderno edificio, torre de control y pista asfáltica de 1600 metros de longitud, cuyas señaléticas fueron terminadas ayer”.

Los terrenos donde actualmente se encuentra el aeródromo, eran propiedad de Alonso Acuña Rebolledo, un médico de la zona que donó al fisco, en forma irrevocable y a perpetuidad, las 106 hectáreas que conformaban el fundo El Avellano – que había sido utilizado para la ganadería y la lechería de la zona – para la construcción del aeródromo. Como única condición de la donación, el doctor habría solicitado que el nuevo terminal aéreo llevara el nombre de su madre, María Dolores, el que se mantiene hasta estos días.

Fueron los mismos arquitectos que idearon la construcción del actual Congreso Nacional en Valparaíso, Juan Cárdenas, José Covacevich y Raúl Farrú, quienes diseñaron este aeródromo que, a partir de 1981, inició la operación de vuelos comerciales entre Los Ángeles y Santiago.

En el año 1994, la empresa Ladeco comenzó sus vuelos poniendo a disposición de la comunidad aviones modelos Boeing 737-200, BAC 1-11 y BAE 146, entre otros. Sin embargo, al cabo de unos años, la aerolínea dejó de operar hacia la ciudad de Los Ángeles debido a la baja demanda.

Infraestructura

Este recinto aeroportuario se extiende en un área de 900 metros cuadrados, entre los que se incluyen la torre de control, salas de espera, estacionamientos, baños y una pista de aterrizaje de 1700 metros de longitud por 35 metros de ancho, con luces de pista y un VOR DMF.

Es importante recordar que tras el terremoto del 27/F del año 2010, la torre de control del aeródromo sufrió daños irreparables, por lo que tuvo que ser demolida y reemplazada por una nueva, pero manteniendo su ubicación y estilo arquitectónico.

Actualmente, en esta unidad administrada por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), trabajan 6 funcionarios Técnicos en Servicios de Vuelo (TSV), incluida la jefa de aeródromo, Alejandra Ruiz Espinoza, quienes a diario entregan todos los servicios necesarios para atender las más de 4.800 operaciones realizadas durante el año 2019.

Durante los meses de Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por COVID 19, este aeródromo ha visto disminuida la cantidad de operaciones a menos de la mitad. Por este motivo, el aeropuerto se encuentra operativo con cuatro funcionarios rotando en turnos de 8:30 a 18 horas, haciendo uso de sus elementos de protección personal (EPP) y dos funcionarios en teletrabajo.


Publicado: 15 de Junio de 2020
Última actualización: 15 de Junio de 2020