AERÓDROMO CAÑAL BAJO DURANTE LA EMERGENCIA POR COVID 19

Cuando se contabilizaban 238 contagios por COVID 19, comenzó a regir en todo el país el decreto de Estado de Excepción Constitucional por catástrofe dictado por el Presidente Sebastián Piñera para afrontar la pandemia. En ese difícil contexto, que se mantiene hasta estos días, la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), ha mantenido 100% operativos los aeropuertos y aeródromos a nivel nacional.

Con la finalidad de entregar todos los servicios necesarios para el transporte aéreo de personas, insumos y equipos esenciales para enfrentar la contingencia, el aeródromo de Cañal Bajo de Osorno se ha mantenido activo para diversas operaciones, como evacuaciones aeromédicas, de Búsqueda y Salvamento Aéreo (SAR) y vuelos de Estado. El NOTAM vigente C0043/20, establece que el aeródromo debe mantenerse restringido para operaciones comerciales hasta el 14 de junio de 2020).

Con una dotación de 45 funcionarios aeronáuticos, el terminal aéreo osornino ha conjugado el trabajo a distancia con el presencial. De esta forma cada vez que llega o sale una aeronave desde sus pistas, los profesionales y técnicos de la DGAC (CTA, TSV, SSEI y AVSEC), están presentes para entregar con la misma calidad de siempre, la atención al vuelo.

Sin embargo, en medio de una provincia que se encuentra en cuarentena total y con estrictos cordones sanitarios desde el 27 de marzo, la coordinación con las autoridades designadas para hacer frente a la pandemia ha sido fundamental. La comunicación directa del jefe de aeródromo, Máximo Meneses con el Jefe de la Defensa Nacional de la Región de Los Lagos, General Cristian Eguía y su delegado Provincial, Coronel Nelson Cabezas, ha jugado un papel muy importante.

Esta coordinación ha permitido que los funcionarios del aeródromo Cañal Bajo puedan realizar el control de las aduanas sanitarias de manera más expedita enseñando su credencial TICA (Tarjeta de Ingreso Controlado a Aeródromo) y Cédula de Identidad, lo que en la práctica significa el ahorro de aproximadamente 40 minutos de trayecto hacia el aeródromo para poder prestar oportunamente los servicios que los vuelos requieren.

Otra muestra de cooperación y facilitación es la constante preocupación por mantener el aeródromo en las condiciones sanitarias que la autoridad establece. Por este motivo funcionarios de la DGAC y del Ejército de Chile han realizado en conjunto la sanitización de las instalaciones aeroportuarias, de manera de evitar la propagación del virus.

Actualmente, el aeródromo Cañal Bajo no presenta ningún caso de contagio por COVID 19 confirmado entre sus funcionarios, gracias a las medidas adoptadas desde el inicio de la contingencia en la unidad y al autocuidado de los funcionarios.

Al respecto, el jefe de aeródromo, Máximo Meneses manifestó que a principios de marzo nuestra unidad elaboró un “Procedimiento de Actuación Frente a Casos de Infección por Nuevo Coronavirus (Covid-19) para el Aeródromo Cañal Bajo”, que se difundió a todo el personal aeronáutico y al personal de las compañías aéreas (Latam y Sky Airline). “Creo que en algún sentido nos adelantamos a lo que se nos venía”, asegura.

Y agrega que “pese a la gravedad de la situación a nivel nacional por la pandemia, a que en la ciudad se detectó un importante brote de Covid-19 que obligó a la autoridad sanitaria a declarar cuarentena total, implementar un cordón sanitario y restringir las operaciones aéreas en el aeródromo; las funciones operativas y administrativas se han seguido efectuando, ya sea de manera presencial con una dotación muy mínima, operando en turnos y con el personal administrativo en modalidad de teletrabajo. Estamos muy satisfechos con el compromiso de todos los funcionarios de la Unidad porque han sabido responder en circunstancias tan complejas”.


Publicado: 30 de Abril de 2020
Última actualización: 30 de Abril de 2020