AERÓDROMO LA INDEPENDENCIA CUMPLE TRES AÑOS DE SERVICIO

El 29 de abril de 2019, se oficializó el funcionamiento del Aeródromo La Independencia de Rancagua, como único aeródromo fiscal de uso público de la Región del Libertador General Bernardo O´Higgins, administrado y controlado por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC).

En este aeródromo trabajan trece funcionarios de la DGAC, quienes prestan los servicios de Control de Tránsito Aéreo (CTA), Servicios de Vuelo (TSV), Oficina ARO, Meteorología aeronáutica, entre otros, a las operaciones de aviación general, militar, deportiva, clubes aéreos, particulares, empresas aerocomerciales, evacuaciones aeromédicas y de manera importante, también a los vuelos de emergencia realizados por CONAF en temporada de incendios forestales.

En sus orígenes, el aeródromo La Independencia albergó al Club Aéreo de Rancagua y a la Comandancia del 1er. Batallón de Aviación del Ejército. En el año 1980, el Teniente Coronel del Estado Mayor, Antonio Palomo Contreras, inició la recopilación de antecedentes de terrenos e instalaciones existentes en Los Cerrillos, Rancagua y Rapel, para instalar, en la mejor opción, esta Comandancia del Ejército y finalmente, se decidió Rancagua, porque ya existía una pista de tierra de 500 mts. de longitud, hangares, terreno disponible y cercanía con el centro de la ciudad.

Luego de seleccionar el lugar, se realizó un estudio de análisis general y diversas reuniones con autoridades regionales: Intendencia, Gobernación, Municipalidad, Club Aéreo y con los sostenedores de la Escuela Industrial propietaria de tres casas, hangares y bodegas en mal estado que se encontraban en el lugar. Así, a partir del segundo semestre de 1980, se inició la limpieza total del predio (ahora en poder del Comando de Aviación del Ejército (CAVE) de Santiago), y la adecuación de hangares, bodegas, pista de aterrizaje, losa de estacionamiento de aviones y edificio de la Comandancia del 1er. Batallón de Aviación del Ejército.

Con un 70% de las instalaciones recuperadas, el Teniente Coronel, Antonio Palomo coordinó el traslado de alrededor de unos 100 suboficiales y oficiales, equipos y aeronaves desde Tobalaba hacia Rancagua.
El año 1981, Palomo es designado como Gobernador Provincial, lo que facilitó mejoras en la infraestructura, como la construcción de losas de estacionamiento para aviones y helicópteros. A fines de ese año, se inauguró el aeródromo como la nueva Unidad Aérea del Ejército, perteneciente al Comando de Aviación del Ejército de Santiago. Entre los años 1983 y 1988, se trasladan en su totalidad los medios del Comando de Aviación de Santiago a estas instalaciones en Rancagua.


Actualmente, este aeródromo cuenta con una pista de 1603 metros de largo por 23 metros de ancho, ayudas visuales luminosas, luces de borde de pista, PAPI, REIL y de aproximación es visual. Durante estos tres años de administración DGAC, se han realizado diferentes mejoras en sus instalaciones, como el cierre total perimetral del aeródromo, la demarcación y aplicación de capa protectora en la pista y el asfaltado de una parte importante de plataforma, entre otras.
Según datos de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC), durante el año 2021, se realizaron en este aeródromo 15.285 operaciones aéreas, y en el primer trimestre de 2022, esta cifra alcanza las 4.706 operaciones.


Publicado: 29 de Abril de 2022
Última actualización: 29 de Abril de 2022