Desafíos para un Chile resiliente y sostenible: PRESENTAN POLÍTICA NACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES

Con el objetivo de establecer las directrices para fortalecer la Gestión de Riesgo de Desastres (GRD) 2020 al 2030, la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) presentó, el 9 de abril, la “Nueva Política Nacional para la reducción del Riesgo de Desastres”.

“Esta política buscar aportar a que Chile sea un país más desarrollado, más sostenible y más resiliente”, afirmó el Director (S) de ONEMI, Cristóbal Mena, durante la actividad que se desarrolló vía streaming y que contó además, con representantes del sistema de Naciones Unidades y distintos sectores del sistema de protección civil del país.

La nueva política busca fortalecer la GRD, que impulsa y coordina el Estado y que consideran todo el ciclo de gestión del riesgo, fomentando una articulación sinérgica entre los diversos actores de la sociedad, en pos del desarrollo sostenible y el carácter resiliente de territorios y comunidades.

El año 2012 se constituye en Chile una Plataforma Nacional de gobernanza para la reducción del riesgo de desastres y a partir del año 2017 se inicia la formulación de la Política Nacional que se presentó este viernes.

“Hoy más de 190 organismos son miembros de esta plataforma que nos ha permitido tener una visión más sistémica, multisectorial y transversal de la complejidad que significa el riesgo de desastres”, puntualizó el Subdirector Nacional de ONEMI.

El directivo, explicó que esta Política Nacional, presenta cinco Ejes Prioritarios, que están enfocados en comprender el riesgo de desastres, fortalecer la gobernanza de la GRD, planificar e invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia, proporcionar una respuesta eficiente y eficaz y fomentar una recuperación sostenible.

“Esperamos al 2030 que Chile posea una estructura que le permita a la sociedad chilena comprender su entorno, el riesgo de éste y sus pontenciales impactos de forma prospectiva y multidmensional”, dijo.

En tanto, que también se espera contar con una institucionalidad que promueva la colaboración y cordinación de los distintos sectores así como la participación activa de los actores nacionales  para una aficiente y efectiva GRD que aporte al desarrollo sostenible del país.

Asimismo, añadió “esperamos que al término de esta planificación, se posean mecanismos permanentes y eficientes que promuevan la inversión y protección financiera, pública y privada para aumentar la resiliencia”.

Por último, en el quinto eje prioritario, se espera que al término del Plan Estratégico de esta Política Nacional, Chile promoverá la GRD en sus procesos de recuperación integrales como estrategia para la sostenibilidad del desarrollo nacional.

Para cumplir con estos Ejes Prioritarios, la hoja de ruta plantea 25 Objetivos Estratégicos, 74 acciones Estratégicas y 161 Metas y Plazos.

“La Política Nacional da cuenta de que no sólo hemos avanzado en capacidades e infraestructura, sino también en instrumentos de planificación y en políticas de la GRD”, destacó por tu parte el Subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

“Tener este instrumento, que fije objetivos a largo o mediano plazo, con una mirada a diez años, es particularmente relevante, ya que permite responder a los ciudadanos cuando más necesitan del apoyo del Estado”, puntualizó el Subsecretario. 

El año 2016, la Dirección General de Aeronáutica Civil, a través de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC), firmó junto a otros servicios del Estado y académicos un convenio de colaboración para la creación del denominado “Observatorio de Riesgos Socionaturales”, plataforma enfocada en potenciar el conocimiento científico y tecnológico para la reducción del riesgo de desastres.

Cabe mencionar, que la DMC es uno de los organismos más transversales, ya que interactúa en forma coordinada no sólo con la ONEMI frente a fenómenos meteorológicos severos, sino que también con situaciones agrícolas, de incendios forestales y otros, en la entrega de servicios e información, para la toma de decisiones oportunas y preventivas.

De esta manera, en el Eje Prioritario N° 4, punto 4.5 sobre el “Desarrollo de criterios fundados en estándares nacionales e internacionales, e integrados en instrumentos que regulen la operación en fase de respuesta”, la DGAC junto a otras instituciones asociadas tenía como meta al 2024 el Plan integral intersectorial para escenarios de fatalidades masivos, el cual ya ha sido elaborado.


Publicado: 12 de Abril de 2021
Última actualización: 12 de Abril de 2021