DGAC RECIBE A TRES NUEVOS CANES PARA DETECCIÓN DE EXPLOSIVOS Y DESPIDE A DOS DE ELLOS

Con la asistencia del Director General de Aeronáutica Civil, General de Aviación Víctor Villalobos Collao, en compañía de otros directivos de la DGAC, se realizó la ceremonia de bienvenida de tres ejemplares caninos cachorros, llegados durante el mes de diciembre recién pasado y que ya iniciaron la primera etapa de estimulación temprana y sociabilización – proceso que está a cargo del equipo de Guías Caninos de la DGAC – y que en unos meses más podrán desarrollar funciones destinadas a la búsqueda y detección de explosivos en los diversos aeropuertos y aeródromos del país.

Se trata de tres cachorros; dos “hermanos” de nombre Ema y Nitro de raza Border Collie, nacidos el 7 de octubre del 2017 y que fueron donados desde la ciudad de Copiapó, además de una Pastor Belga Malinois, llamada Akira, nacida el 13 de septiembre del 2017 en San José de Costa Rica. Esta última, donada por Oldemar Morales, reconocido adiestrador canino de TeclaK9 Internacional en áreas como la detección, búsqueda, rescate y protección.

“Estamos muy orgullosos de esta entrega. Estos caninos son un valioso aporte a la seguridad que debemos brindar a toda nuestra red aeroportuaria. Actualmente, contamos con 12 guías caninos y este año esperamos incorporar a cuatro más”, indicó Juan Luis Rodríguez, Jefe del Aeropuerto Arturo Merino Benítez.

“Está comprobado en todas partes del mundo que la incorporación de canes es un excelente complemento para las tecnologías, para las personas y sobre todo en relación a los explosivos, ya que pueden atentar contra la seguridad de un vuelo”, señaló el Director de Aeródromos y Servicios Aeronáuticos, Fernando González.

Durante la ceremonia, también se despidió a Panzer y Olie, dos de los ejemplares caninos más antiguos del Grupo de Detección de Explosivos K9, ambos padres de la totalidad de los canes que actualmente están en servicio (once activos), quienes con nueve años de excelente desempeño en servicio operativo, fueron reemplazados por sus hijos Danna y Duque.

“Panzer y Olie llegaron a la DGAC con el fin de ser reproductores, pero al ser padres de las camadas y con el trabajo realizado estos nueve años se ganaron el cariño de todos. Sobre todo Panzer, que es reconocido tanto por funcionarios, usuarios y pasajeros del aeropuerto, ya se ha convertido en casi una leyenda. Ahora se van a descansar, Olie con su guía Yessenia Yáñez y Panzer conmigo”, manifestó el Jefe de la Brigada de Guías Caninos de AMB, Juan Luis Ríos.


Publicado: 12 de Enero de 2018
Última actualización: 12 de Enero de 2018