FALLECE MARGOT DUHALDE, UNA LEYENDA DE LA AERONÁUTICA NACIONAL

Fue una de las precursoras mujeres piloto en Chile, la primera controladora de tránsito aéreo y de radares del país, piloto comercial y representante de un fabricante francés de aviones, Margot Duhalde, una verdadera leyenda de la aeronáutica nacional, falleció hoy a los 97 años.

Nacida en Río Bueno el 12 de diciembre de 1920, comenzó a deslumbrarse con la aviación desde muy pequeña gracias a los aviones que hacían el correo para la Línea Aérea Nacional y que volaban justo por encima de su casa. Cuando un avión cayó en medio de un potrero cerca de su casa y pudo tocarlo, supo inmediatamente que sería aviadora.

Para volar, Duhalde tuvo que luchar contra los prejuicios, en una época en que ser mujer piloto era prácticamente una locura. Con sólo 16 años se trasladó a Santiago donde empezó a practicar en el Club Aéreo de Chile. Le costó encontrar a alguien que quisiera enseñarle a volar a una mujer, joven y medio campesina, sin embargo, obtuvo su licencia de piloto civil.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial no dudó en dejar todo y presentarse como voluntaria al llamado de Charles De Gaulle a integrar su ejército libre. Con 20 años y apenas 50 horas de vuelo en el cuerpo, fue contratada por el Consulado de Francia en Santiago como sargento piloto.

Llegó en mayo de 1941 a Londres donde la mantuvieron prisionera cinco días mientras investigaban sus antecedentes, ya que habían confundido su nombre con Marcel (pensaron que era un hombre), porque los franceses no admitían pilotos femeninas.

Intentó unirse a la Royal Air Forcé de Inglaterra, donde sí admitían mujeres. La aceptaron como mecánico mientras aprendía los términos técnicos ya que no dominaba el inglés. Ahí se encargaba de trasladar los aviones desde la fábrica hasta sus unidades de combate.

Según la Revista Histórica de las Fuerzas Armadas francesa en un artículo titulado “Mujeres y pilotos militares en la Fuerza Aérea”, Duhalde pilotó más de 1.500 aviones británicos y estadounidenses de todo tipo, aviones de combate, bombarderos, aviones de transporte y de entrenamiento.

Finalizada la guerra, permaneció trabajando para la Fuerza Aérea Francesa en una escuadrilla de cazas SpitFire, en ese país también hizo un curso de planeadores, fue destinada a África y luego fue enviada en una comisión para recorrer Sudamérica.

También fue destacada por el Duque de Kent al condecorarla por sus servicios a Gran Bretaña y por servicios distinguidos a la corona británica.

Francia, por su parte, la nombró Caballero de la Legión de Honor en 1946, y más tarde, como Comendador de la Legión de Honor.

Al volver a Chile, tenía más experiencia bélica que cualquiera, pero continuó sus labores como controladora de tránsito aéreo. El año 2002 recibió el homenaje de la Fuerza Aérea de Chile, en el marco del día Internacional de la Mujer, reconociéndola como la primera piloto de combate del país.

La Dirección de Aeronáutica le desea el mejor de los vuelos a Margot Duhalde… ya que lo aviadores no mueren, sólo vuelan más alto. Hasta siempre…


Publicado: 5 de Febrero de 2018
Última actualización: 5 de Febrero de 2018