INSPECCIÓN EN VUELO DGAC CUMPLE 60 AÑOS DE VIDA

Un 4 de noviembre de 1960, posterior al terremoto que azotó la zona sur de Chile, y a la recepción de su primer avión laboratorio (un Beechcraft C-45) para la certificación y calibración de radioayudas de parte de la FAA; la Dirección de Aeronáutica dio inicio a la Inspección en Vuelo. Se trató de la inspección de radioayudas del TMA de Santiago y de las que sustentaban la naciente red de aerovías entre Arica y Puerto Montt.

En la Academia de la FAA en Oklahoma, Estados Unidos, dos Oficiales técnicos electrónicos y dos Oficiales pilotos de la Fuerza Aérea de Chile (FACH), recibieron la instrucción de operación de la aeronave, consola y procedimientos de inspección de radioayudas. Con estas nuevas capacidades y, al alero de la FACH, se dio inicio a la actividad de Inspección en Vuelo en Chile.

Actualmente, Inspección en Vuelo (SIEV), es un Subdepartamento dependiente del Departamento de Aeródromos y Servicios Aeronáuticos (DASA), ubicado en el aeropuerto Arturo Merino Benítez. Desde allí, 42 funcionarios se desempeñan en las áreas operativas y administrativas de la organización, entre ellos personal administrativo, Pilotos Inspectores, Inspectores de Radioayudas, Inspectores de Aeródromos, Ingenieros Aeronáuticos, Mecánicos de Aeronaves, Especialistas de Mantenimiento de Aeronaves, Especialistas en Abastecimiento, entre otros.

Su misión principal, es “inspeccionar y certificar el correcto funcionamiento de las ayudas a la navegación aérea, así como inspeccionar el estado técnico-operativo de los aeródromos, de las rutas y de las instalaciones terrestres asociadas”.

Durante los 60 años de trabajo ininterrumpido, inspeccionando y certificando las Ayudas a la Navegación Aérea del Sistema Aeronáutico Nacional, SIEV, ha mantenido la red de radioayudas, aeropuertos y aeródromos del país certificados bajo estándares de Seguridad Operacional nacional e internacional.

Actualmente consolidada, Inspección en Vuelo de la DGAC, cuenta con medios humanos altamente calificados para desarrollar esta importante labor de fiscalización, pero además con medios físicos y diverso material de vuelo usado principalmente para la inspección de ayudas visuales y radioayudas, la validación de procedimientos basados en señales satelitales, la mantención de eficiencia de los pilotos de la Institución y el apoyo en el traslado de funcionarios y carga institucional.

Lorenzo Villalón del Fierro, Jefe del Subdepartamento Inspección en Vuelo, expresó que “sin duda lo que nos motiva a diario es seguir siendo un aporte real a la Seguridad Operacional que debe brindar nuestra Red Aeroportuaria. Uno de nuestros futuros desafíos es enfrentar el vertiginoso avance tecnológico, ya que periódicamente se están implementando nuevas tecnologías en la aviación, que se aplican a nuestro trabajo y que demandarán de nosotros nuevas y mejores capacidades”.

Agregó que “el factor humano, como factor primordial de Inspección en Vuelo, deberá consolidar nuevas capacidades y la preparación oportuna que nos permita seguir brindando un servicio de excelencia como lo hemos hecho por 60 años”.


Publicado: 4 de Noviembre de 2020
Última actualización: 4 de Noviembre de 2020